Seguimos enviando los pedidos como siempre, pero se espera que haya retrasos debido al Covid-19.
política de devoluciones de 365 días
Envío 4 € - Gratis a partir de 29 €
i
932 20 17 51 - (días laborables de 9:00 a 17:00)
oferta de la hora
en
todo
-20%
Todos los accesorios
Accesorios para traje
Joyas
Bolsos y carteras
Seguimos enviando los pedidos como siempre, pero se espera que haya retrasos debido al Covid-19.
Seguimos enviando los pedidos como siempre, pero se espera que haya retrasos debido al Covid-19.
Envío 4 € - Gratis a partir de 29 €
i
oferta de la hora
en
todo
-20%
-20% en todo
oferta de la hora
Trendhim
×
Trendhim
Idioma:
Afeitado
Alfileres de solapa
Anillos
Bolsos
Bufandas
Carteras
Cinturones
Collares
Corbatas
Cuidado de la barba
Gafas de sol
Gafas transparentes
Gemelos
Guantes
Pajaritas
Pasadores de corbata
Pañuelos de bolsillo
Pendientes
Pulseras
Relojes
Sombreros
Tirantes
932 20 17 51
Días laborables de 9:00 a 17:00
Ver todo

Cómo limpiar y cuidar pulseras para hombre

Hemos recibido muchas preguntas sobre el cuidado de pulseras para hombre. No importa si tus pulseras son de acero inoxidable, cuentas o cuero, sigue estos sencillos consejos y tus pulseras se verán siempre como nuevas.

Las pulseras están expuestas a peligros durante todo el año. Se podría hundir en el océano como el Titanic (lo sentimos por el spoiler) o salir volando durante un partido de fútbol... nunca sabes cuándo va a ocurrir un accidente. Así pues, tu pulsera necesita un poco de ayuda.

La única manera de evitar que tu pulsera se pierda o dañe es no ponértela nunca. Pero, ¿a quién le interesa eso?

En lugar de renunciar a tu joya favorita, sigue estas sencillas indicaciones para mantener la pulsera a salvo y en las mismas condiciones que cuando la recibiste. Y si se termina ensuciando, aprende a limpiarla con los trucos que verás a continuación.

¿Cuándo hay que quitarse las pulseras?

  1. Quítate las pulseras antes de ir a la playa o a hacer ejercicio en el mar. No solo por el daño que el agua salada pueda causar a la mayoría de las pulseras, sino porque, como es bien sabido, los objetos brillantes atraen a los tiburones. ¡Otra gran razón para no entrar en el agua con pulseras! El sudor también deteriora la plata de ley, el cuero y las pulseras de cuentas.

  2. Quítate las pulseras antes de meterte en la piscina o jacuzzi. Es posible que alguna vez te hayas imaginado que estás relajándote en una piscina cubierto de oro como en un vídeo de rap. Pero si de verdad quieres ir a la piscina, será mejor que te olvides de ese sueño. El cloro puede dañar y decolorar muchos metales (incluso el acero inoxidable), así como erosionar la superficie brillante de algunas gemas.

  3. Quítate las pulseras antes de aplicarte la crema hidratante, protector solar, autobronceador o colonia. Piensa que tus pulseras son el toque de acabado y póntelas tras usar los productos, porque estos podrían introducirse en las grietas, obstruir los cierres y cubrir las cuentas, todo lo cual perjudica a tus pulseras.

  4. Quítate las pulseras si vas a pasar un tiempo bajo la luz solar directa. Esto no significa que no puedas usar tu pulsera en el exterior, pero no la lleves puesta mientras tomas el sol en la playa o piscina. La luz del sol puede decolorar ciertos materiales y hacer que los derivados del plástico, como las bandas elásticas en las que están ensartadas las cuentas de ojo de tigre, se debiliten y rompan.

  5. Quítate las pulseras antes de jugar en la arena o practicar la jardinería. Da igual lo bonitas que sean nuestras pulseras para hombre, no te ayudarán a ganar al vóley-playa. Si no te las quitas corres el riesgo de que la arena raye la chapa de oro o rodio, o bien la superficie de las piedras. Y lo mismo ocurre con la jardinería. Es conveniente quitarse las pulseras para evitar que las pequeñas piedras las dañen o que acabes plantándolas por error. Y créenos, no hay manera de hacer crecer un árbol de un conjunto de pulseras completamente negro.

Cómo cuidar las pulseras para hombre

  1. Limpia tus pulseras regularmente. El sudor, la grasa de la piel y las huellas pueden reducir el brillo de las pulseras. Para limpiar la mayoría de las pulseras para hombre (excepto las de cuero) solo necesitas agua tibia con una gota o dos de un jabón delicado y un paño suave o cepillo de dientes. Introduce el paño en el agua, limpia la pulsera con él y después sécala con otro paño.

  2. Guarda tu pulsera apropiadamente. Mantén las pulseras en un sitio en el que no se arañen las unas a las otras. No las apiles en el armario ni las eches en el cajón de los calcetines. Invierte en un buen soporte para joyas. Los nuestros son masculinos y no se parecen a los de tu tía. Y cuando te las quites para ir a la playa o piscina, no las metas en una bolsa de plástico, ya que atrapan el calor y la humedad, y esto favorece el crecimiento del moho, en especial en el caso de las pulseras de cuero.

  3. Presta atención a las señales de alarma. Con un poco de cuidado y atención tendrás pulsera para mucho tiempo, pero échale un vistazo de vez en cuando para comprobar que está bien y póntela del modo correcto. Como puedes ver en el siguiente dibujo, para ponerte una pulsera de cuentas debes unir los dedos y deslizar la pulsera por encima de la mano sin estirarla ni tirar demasiado de ella.
    En cuanto a los brazaletes para hombre, evita doblar o estirar el material para que no se debilite. Para ajustar un brazalete, póntelo sobre la muñeca, envuélvelo con tu mano firmemente y junta los extremos con cuidado. Al igual que en el dibujo, póntelo y quítatelo desde la parte más estrecha de la muñeca.

Cómo cuidar de las pulseras para hombre

Hay muchas personas que nos han preguntado cuál es la mejor manera de cuidar las pulseras de cuentas. Aunque la calidad de las cuentas es el principal factor a tener en cuenta a la hora de determinar su longevidad, también hay algunas cosas que puedes hacer para que dure más tiempo.

  • No dejes que tu pulsera de cuentas se moje. Si le caen algunas gotas, no pasa nada, pero no te duches ni te metas en la piscina con ella. Y ten cuidado cuando te laves las manos o juegues bajo la lluvia.
  • Quítate la pulsera. Tu pulsera está diseñada para que la uses a diario y te ayude a contar tu historia. Sin embargo, es aconsejable que te la quites antes de ir al gimnasio o practicar actividades vigorosas para no dañar o romper las cuentas. También es bueno que te la quites cuando te vayas a acostar para no estirarla demasiado mientras te mueves para encontrar la postura perfecta.
  • Protege tu pulsera de cremas y aceites. Quítatela antes de ponerte la loción, el protector solar, el autobronceador o la colonia. Sí, los hombres también deben usar crema hidratante y protector solar, pero este tipo de productos se puede acumular entre las cuentas y distanciadores de metal provocando que se dañen o pierdan color.
  • Protege las cuentas de la luz directa del sol. No todas las piedras preciosas son iguales. Algunas sufren daños tras una prolongada exposición a la luz del sol. La mejor manera de cuidar tu pulsera de cuentas para hombre es colgarla en un soporte para joyas colocado lejos de la luz solar directa. Esto también le viene bien a la banda elástica interior. En la playa debes mantenerla lejos de la arena caliente.

Se sabe que las siguientes piedras preciosas pierden color debido a la exposición solar directa: Ópalo, zafiro, amatista, ametrino, turquesa, cornalina, citrino, kunzita y cuarzo rosa y ahumado.

Entre las piedras que no pierden el color se encuentran la lava, howlita, jade, lapislázuli, ónix negro, obsidiana negra, jaspe y malaquita.

  • Limpia tu pulsera. Da igual el cuidado que tengas, antes o después tendrás que limpiar tu pulsera.
    Para limpiar una pulsera de cuentas, frótala delicadamente con un paño caliente o cepillo de dientes humedecidos con una mezcla de agua tibia y un poco de jabón suave. Como se puede ver en el dibujo, usa un paño húmedo para retirar los restos y después sécala con un trapo.

Los distanciadores de metal y etiquetas se deben limpiar con un paño suave. Este método es seguro para la mayoría de las piedras preciosas y cuentas de madera.

¿Puedo ir a nadar con la pulsera puesta?

Tanto el cloro como el agua salada pueden dañar las cuentas, el elástico o cable de metal que sujete a la pulsera. Te aconsejamos que te la quites siempre antes de meterte en el agua.

Hay muchas piedras preciosas que han recibido algún tipo de tratamiento. Estos pueden ser de altas temperaturas (tratamientos térmicos) o radiaciones, o bien se rellenan las grietas con tintes y ceras para camuflar las imperfecciones (impregnación). La finalidad de esto es conseguir que la piedra parezca perfecta y abaratar su coste.

Si bien esos tratamientos no son malos, hacen que las piedras se vuelvan más vulnerables ante los productos químicos de las piscinas o el agua salada. Cuanto más haya sido tratada la piedra, mayor será su tendencia a perder color. En Trendhim usamos muchas piedras naturales que han sido pulidas, pero no han recibido tratamientos adicionales.

Aparte de las cuentas de piedra, el agua salada también puede dañar la banda elástica que las une y hacer que se rompa. El água también puede oxidar y deteriorar el cable de metal que forma parte de muchas pulseras para hombre.

Cómo cuidar pulseras de acero para hombre

Si bien el acero inoxidable es conocido por ser resistente, duradero y anticorrosión, hay algunas cosas importantes que debes saber para proteger a tu pulsera.

  • No mojes la pulsera de acero inoxidable. Ducharse con una pulsera de acero inoxidable es seguro, pero tienes que tener cuidado si incluye algún otro tipo de metal o está chapada. Incluso la chapa de oro se puede estropear tras una exposición prolongada al agua y los roces de la ducha pueden hacer que esto ocurra más deprisa.
    Como no es bueno que el jabón o agua se queden atrapados en las grietas o cierre de la pulsera, te aconsejamos que te la quites antes de ducharte. No dejes que el agua se quede en la pulsera o brazalete y se seque ahí; es mejor que la seques siempre justo después de que se haya mojado.
  • Quítate la pulsera antes de ir a dormir. Si bien el acero inoxidable es lo suficientemente fuerte como para sobrevivir a la noche, sí existe el riesgo de que el metal de la chapa se desprenda con el roce noche tras noche. También puedes experimentar una reacción de alergia al níquel si la pulsera no ha superado los debidos controles. Pero, incluso si es el caso, todavía hay posibilidades de que eso ocurra. Comprueba siempre que la pulsera es segura para su uso.
  • Protege tu pulsera de acero inoxidable de aceites y cremas. Quítate la pulsera antes de ponerte la loción, protector solar, autobronceador o colonia. Si bien la mayoría de los productos no dañan el acero inoxidable, pueden dejar residuos que después tendrás que limpiar con un paño suave.
  • Limpia tu pulsera de acero inoxidable. Para hacerlo mezcla algunas gotas de jabón suave con agua tibia en un recipiente e introduce un paño en él.
    Como puedes ver a continuación, puedes usar el paño para limpiar la pulsera con delicadeza. Aclara el jabón con agua y seca la pulsera con una toalla suave. Para terminar deja que se seque al aire y frótala con un paño abrillantador.

¿Puedo ir a nadar con una pulsera de acero inoxidable puesta?

No, no debes hacerlo. Si bien es cierto que el material es duradero, fuerte y resistente frente a la oxidación, el cloro de la piscina y la sal del mar pueden hacer que la pulsera se deteriore.

¿Y recuerdas lo que te dijimos acerca de que los objetos brillantes atraen a los tiburones? Sí, eso sin duda podría arruinarte el baño.

También hay que mencionar lo que el agua salada y el cloro pueden hacer en las partes de la pulsera que no son de acero inoxidable, como el cierre. Si no tienes más remedio que usar una pulsera o brazalete mientras te metes en el agua, opta por una de acero inoxidable 316L de grado médico y sécala por completo después.

La principal razón para no meterte en la piscina con pulseras de acero inoxidable y joyas es que el cloro puede romper la capa superficial del metal.

El acero inoxidable contiene cromo que reacciona con el oxígeno y forma una capa fina e invisible de óxido de cromo sobre la superficie, y es esta "capa pasiva" la que le da al acero inoxidable su resistencia frente a la corrosión.

Cuando el cloro atraviesa esta capa de cromo, la capa subyacente del acero se vuelve vulnerable a la oxidación y corrosión, algo que en última instancia puede terminar con la destrucción de la pulsera.

Cómo cuidar las pulseras de cuero para hombre

Desde trajes hasta sudaderas con capucha, las pulseras de cuero para hombre se pueden usar con ropa formal o casual. Cuida la tuya bien y verás como te la puedes poner con todo lo que tienes en el armario. Si la tratas mal terminarás con un accesorio seco y arrugado. O pero aún... lleno de moho.

  • No mojes tus pulseras de cuero. El cuero auténtico funciona como la piel, lo que significa que es poroso y que nunca será completamente impermeable. El agua puede dañar a las pulseras de cuero y hacer que se manchen, pierdan el color o deterioren.
    Si tu pulsera de cuero se moja, lo primero que tienes que hacer es eliminar el agua. Usa un paño suave y absorbente para dar golpecitos en la tira (sin frotar) y deja que se seque al aire. Lee más sobre el agua y las pulseras de cuero para hombre a continuación.
  • Evita el exceso de calor. Es mejor que te quites la pulsera para ir a dormir o entrenar. Pero no la dejes en cualquier sitio. Al cuero le va mejor en lugares frescos o a temperatura ambiente. El calor extremo puede hacer que se seque, así que evita los radiadores, estufas o fuegos.
  • Protege tu pulsera de cremas y aceites. Como ocurre con la mayoría de las pulseras, quítatela antes de aplicarte una crema, aceite, colonia o protector solar. Si bien la mayoría de estos productos no son perjudiciales, podrían crear una película sobre la piel que haga que pierda el brillo y su tacto se estropee.
  • Limpia tu pulsera. Para limpiar una pulsera de cuero para hombre usa un paño ligeramente humedecido con agua y una gota de jabón para manos suave (sin agentes hidratantes) y aplícalo con suavidad. Después aclárala con un paño limpio y deja que se seque al aire antes de ponértela.
    Como se puede ver en el dibujo, hazlo con pequeños movimientos circulares o golpecitos, y nunca la frotes con fuerza. En el caso de algunas pulseras de cuero es necesario usar un protector para piel adicional. Sigue las instrucciones del producto para hacerlo con seguridad.

¿Puedo ir a nadar con una pulsera de cuero puesta?

La respuesta es no, no debes ir a nadar en ningún caso. No dejes que el aspecto duro y recio de la pulsera te engañe; el agua puede dañarla.

Estas son las 3 principales razones por las cuales no debes meterte en el agua con una pulsera de cuero (¡ni collar ni chaqueta!).

  1. El cuero perderá sus aceites naturales y se encogerá si lo metes en el agua.
    Llevar tu pulsera de cuero puesta mientras te duchas o nadas en la piscina o mar puede quitarle sus aceites. Eso también puede ocurrir si se moja bajo la lluvia y, cuando sus ricos aceites se van, la pulsera puede endurecerse, agrietarse e incluso encoger.

  2. El cuero puede perder el color si se expone a demasiada agua. Es posible que no ocurra el primer día, pero mojarla continuamente puede hacer que el color del cuero se apague o desaparezca por completo.
    La mayoría de las pulseras de cuero están teñidas o pintadas de algún color. Si te metes en el agua o duchas con ella constantemente el color se puede desvanecer o desprender.

  3. El cuero puede desarrollar moho en caso de exposición prolongada al agua.
    Si tu pulsera de cuero se moja y no se seca adecuadamente, puede que crezca moho. Y cuando te empieces a dar cuenta, el problema ya será demasiado grave. Obviamente, el moho tiene mal aspecto, pero también puede afectar a la solidez de la pulsera y provocar malos olores.

Cómo hacer que las pulseras de cuero para hombre dejen de oler

Con los cuidados apropiados, el cuero no tiene por qué oler. Y si lo hace, entonces es que necesita una buena limpieza y un tiempo para airearse. Eso también indica que te la has puesto durante mucho tiempo sin darle un respiro.

El cuero es un material poroso y absorbe el sudor, grasa y suciedad. Esto no se puede evitar y va a ocurrir de todas maneras.

Para darle a tu pulsera de cuero la oportunidad de defenderse, no te la pongas para hacer actividades con las que sabes que vas a sudar (como ir al gimnasio, por ejemplo) y quítatela siempre antes de ir a dormir.

Nuevas colecciones

Tus mejores aliados para estas fiestas

Desde pajaritas y pañuelos de bolsillo hasta gemelos y corbatas, tenemos todo lo que necesitas para conseguir un look ge...

Regalos personalizados para él

Encuentra la inspiración en nuestra amplia gama de regalos personalizados perfectos para todos los estilos.

Cronógrafos de acero inoxidable de grado quirúrgico y cristal de zafiro

Con su precisión y materiales de primera clase, la colección Ray te permite ser el dueño de tu tiempo con estilo

Gafas plegables Waykins + 31 modelos nuevos

Desde gafas de sol plegables hasta lentes resistentes a los arañazos, nuestras gafas de sol nuevas están hechas para mir...

Bufandas y gorros suaves y sin picores

Con un material transpirable que retiene el calor, las bufandas y gorros de la colección Montagna han sido especialmente...

Relojes con los latidos a la vista

Los relojes Dante se cargan con tu movimiento. Mientras tú te muevas, el reloj lo hará. No pares de moverte.

Bolsas prácticas y plegables para exploradores urbanos

Diseñadas en Dinamarca, las bolsas de la colección plegable de Lazy Bear son impermeables, ligeras, fáciles de empaqueta...

La colección de cinturones de cuero italianos

Cada cinturón es una mezcla de artesanía italiana y diseño danés, que tiene como resultado unas piezas funcionales, dura...

La colección Kite

La colección Kite es una versátil selección de gorros ligeros. Cada pieza está confeccionada con algodón orgánico al 100...

Ver todas las colecciones
Atrás
Restablecer mi contraseña

¡Fantástico! Te hemos enviado un e-mail. ¡Pronto podrás iniciar sesión!

¡Ups! Necesitamos tu emailTu email no es válido